En el lugar en que la Virgen puso sus pies, con ayuda de toda la gente del país, se construyó una pequeña capillita que domina el valle, para proteger los territorios y a su comunidad.
Donde se pusieron Sus pies
Autoridades civiles, religiosas y militares escoltan la imagen de la Virgen del Bocco hasta Su nueva morada.
El Bocco
búsqueda común. Fuera, a ambos lados de la iglesia, se colocaron las mesas al aire libre para las comidas. Mi preocupación, en efecto, era evitar que las personas a través del culto se sintieran satisfechas en sus exigencias de religiosidad y, por tanto, exentas de aquel trabajo de búsqueda personal y comunitaria sobre el descubrimiento de si mismos y sobre el sentido de la propia vida, que es preliminar a toda expresión autentica de religiosidad personal. Era así como después de la Eucaristía, celebrada por el párroco del pueblo, todas las personas se apretaban a mi alrededor en acalorados debates sobre cuestiones espirituales y evangélicas del mayor interés. Al año siguiente, para disfrutar de mayor libertad en los debates y en las iniciativas y para animar a los no creyentes a participar en los encuentros, consideré oportuno separar los dos lugares: la iglesia del Bocco, dedicada al culto- bajo la jurisdicción del obispo, tramitada por el párroco, aunque gestionada por mí- y el Centro de “Nova Cana” en el pueblo, dedicado a la búsqueda sobre Persona y Comunidad. El primer periodo, cuando los debates tenían lugar en el Bocco, coincide con el acontecimiento del Concilio. Fue un periodo extraordinario donde cada católico, sacerdote o laico, se sentía legitimado para expresarse en libertad. Era el clima conciliar el que permitía esto, un clima que me satisfacía plenamente. Mejor dicho, fue precisamente el Concilio el que amplió el círculo de mis amigos católicos y biblistas, con los que finalmente podía afrontar las temáticas más innovadoras, unidas a mi experiencia mística, sin temor a la excomunión. En alguna medida fueron los mismos temas tratados en la sede del Concilio. Aquella fue una época extraordinaria para mí y también para el lugar de las apariciones, donde a los fieles nacionales se unieron teólogos y obispos provenientes de América latina
En el mes de septiembre de 1957 el obispo permitió, mediante un decreto, la construcción de una iglesia en el lugar de las apariciones pudiendo contar con las ofrendas recogidasde los fieles que querían un edificio para el culto, dedicado a las apariciones del Bocco. En aquellas circunstancias conseguí que el edificio destinado al culto también tuviera un espacio interior lo suficientemente amplio detrás del altar, para realizar conferencias, debates, momentos de búsqueda
Visione d'insieme della Chiesa del Bocco
Se pone la primera piedra del Santuario: la Iglesia deja un documento de recuerdo en los cimientos.
Una fase de la construcción de la iglesia.
El santuario del Bocco, hoy.
Pagina IT
Comparte
Comenta
-Inicio


-La historia
-Encuentro con Maria
-El Bocco
-El territorio
-La gente
-Los personajes
-Películas históricas
-Fotos de la época
-Nova Cana
-Actividades
-Acontecimientos
-Hablan de ella
-Testimonios
-Palabras clave
-Libros y Dvd
-Reseña de prensa
Home IT
Inicio ES
Copyright © 2014 - Nova Cana
-Indicaciones
-Calendario
-Como llegar
-Contactos
-Donaciones
-Mapa del sitio
-Download
-Newsletter
-Facebook
Palabras clave
Busca