Conmoción y alegría por el acontecimiento organizado por Pro Loco y la Asociación Nova Cana
De información del Lunedi que no goza de ninguna ayuda estatal
Angela Volpini y Piero Brignoli cortan la cinta  
Andrea Albertini, Arianna Menesini y  Giorgio Trucco
SANTA MARGHERITA STAFFORA
Acontecimientos de la época vistos en una película. El Bocco 1947-1956. Este es el título del acontecimiento organizado por Pro Loco (En favor del Lugar) de Santa Margherita Staffora y la Asociación Familiar Nova Cana, que se ha celebrado el miércoles 20 de agosto en el Centro Polifuncional de Casanova Destra. Una velada dedicada a las apariciones del Bocco que habían tenido a Angela Volpini como protagonista. Ha sido una velada inolvidable en la que muchos de los presentes han podido recordar un hecho que ha cambiado enteramente a la comunidad del alto Valle del Staffora. Muchos, observando los dos documentales realizados por Luciano Era,
han recordado momentos inolvidables de su vida. Se ha notado mucha emoción y alegría entre los rostros de los presentes. En las imágenes y en los filmes se veía una región distinta de la de hoy, una comunidad que hacia poco había dejado a sus espaldas el flagelo de la guerra y que, con el duro trabajo, estaba volviendo a ponerse en pie. En el film se podía ver la región atravesada por los carros con los bueyes, como era la iglesia en sus inicios, la cultura campesina. Pero impresionantes han sido las imágenes de centenares y centenares de personas provenientes de toda Italia y no sólo, que atravesaban a pie y con los pocos medios de entonces el torrente Staffora para alcanzar el lugar de las apariciones.
Casanova Staffora en aquellos tiempos se había transformado en un importante centro religioso y ha visto pasar a grandes personalidades, desde Don Zeno al Hermano del Ave Maria. Angela Volpini, para quien no lo supiera ha nacido el primero de junio de 1940, en una familia de campesinos, en Casanova Staffora un alegre territorio del Oltrepo paviano donde vive todavía- inmerso en los bosques, atravesado por un torrente. A la edad de siete años, el 4 de junio de 1947, Angela se encontraba con sus amigos pastando las vacas en los pastos del Bocco, una
localidad  distante una media hora del pueblo. Estaba sentada en la hierba, confeccionando los ramilletes de flores, cuando de repente sintió a una persona tomarla bajo los brazos, por detrás, y levantarla como para tomarla en brazos. Ángela se volvió, convencida de encontrarse cara a cara con su tía y, en cambio, se encontró frente a un rostro de mujer bellísimo, dulcísimo y desconocido. Aquella fue la primera de las ochenta apariciones de Maria, que se repitieron el 4 de cada mes, salvo dos interrupciones, hasta el 4 de junio de 1956.
Desde aquel día fue alterada, no sólo su vida, sino también la de su familia. En poco tiempo la noticia llegó a las portadas de los periódicos y multitudes inmensas- hasta 300000 personas en un día -  llegaron a Casanova, en los desvencijado autobuses de entonces, para asistir a sus éxtasis, con la esperanza de ver también ellos a la Virgen. Angela Volpini, presente en la velada del miércoles por la tarde, ha sido acogida con un  caluroso y gran aplauso. La velada, después de la visión de las imágenes, ha contado con la actuación musical del tenor Giorgio Trucco, acompañado al violonchelo por Arianna Menesini y al piano por Andrea Albertini. M. T.
Año 26 – número 31 – Lunes 25 de agosto del 2008
Comparte
Comenta
Copyright © 2019 - Nova Cana