...Sigue....Protagonista de una experiencia mística extraordinaria, ocurrida desde 1947 a 1956, que colocó a la todavía niña en el centro de la crónica y de la atención de multitudes de personas y de fieles, Ángela Volpini se distingue claramente de cualquier otra persona que ha vivido análogas experiencias de apariciones de la Virgen, por el coraje y la capacidad para reelaborar esta experiencia suya con un pensamiento cuya característica principal es la de ayudar al hombre a hacerse consciente de sus infinitas posibilidades de desarrollo y a reconocer la felicidad en la cualidad de la relación con los otros: “Es cambiando la concepción de lo sagrado y de lo divino como el hombre puede cambiar el mismo modo de mirar al mundo y a su vida. El hombre puede, sólo si tiene una visión positiva de si mismo y del propio futuro, en efecto, asumir totalmente su responsabilidad, hacer elecciones dirigidas a su bien y, al mismo tiempo, al bien de la humanidad hasta llegar a ser persona en disposición de proyectar la comunidad como el arte de vivir juntos en la alegría”.
“Es cambiando la concepción de lo sagrado y de lo divino como el hombre puede cambiar el mismo modo de mirar al mundo y a su vida. Sólo si tiene una visión positiva de sí mismo y de su propio futuro, el hombre puede asumir sus responsabilidades, hacer elecciones orientadas a su propio bien y al mismo tiempo al bien de la humanidad, convertirse en una persona capaz de Diseñar la comunidad como l'arte de vivir juntos en la alegría."
La creatividad de la persona sirve para que el mundo sea como nosotros nos lo imaginamos en nuestro deseo de amor y armonía. La creatividad de cada persona es el don particular  que ésta puede hacer a los otros y a todo el mundo. Y es, precisamente, con la creatividad como nos ponemos en relación única y original con toda otra persona. Y esta relación entre las personas es el inicio de la comunidad. No puede haber comunidad si no existe la persona…No hay persona si no hay relación creativa entre las personas…Y la persona nace de un acto creativo autónomo propio inspirado en el deseo, que contiene tanto nuestro fin como nuestra identidad, precisamente, como deseo”. Para proponer mejor esta innovadora visión suya del hombre y del mundo, Angela funda en 1958 el Centro cultural “Nova Cana”, como lugar de confrontación y de diálogo, en el que fuera realmente posible valorar y reconocer en las necesidades, en los deseos, en las exigencias profundas de la persona humana, el fundamento de la libertad y de la creatividad. Angela, además de haber fundado y promovido “Nova Cana”se ha  dedicado siempre también a la acogida y a la “escucha” de los millares de personas que han visto en ella una referencia tanto en el plano personal como cultural; ha escrito decenas de ensayos y artículos de circulación restringida, ha publicado los libros “Resurrezione di Dio” (1984) (Resurrección de Dios), “La Madonna accanto a noi” (1990) (La Virgen junto a nosotros) y “Capire Maria” (2003) (Comprender a María); ha dado ciclos de conferencias tanto en Italia como en el extranjero y se ha confrontado, cara a cara, con muchos de entre los mayores intelectuales y científicos de nuestro tiempo.

Debajo una imagen de Ángela durante las apariciones
Inicio
Angela Volpini
(continuación de la página Inicio)
Copyright © 2019 - Nova Cana