Copyright © 2019 - Nova Cana
A lo largo de los antiguos senderos pedregosos, la gente sube hacia el lugar de las apariciones, cada uno absorto en su propia esperanza luminosa.
4 de marzo de 1948: 300.000 personas asistían a los éxtasis de Ángela, con ocasión de una de las apariciones de la Virgen.
En el lugar, alrededor de la iglesia y de la capillita, conviven felizmente fe y cotidianidad: el espacio de la amistad, de los afectos y del amor se amplía hasta incluir a toda la comunidad.
La gente y la comunidad
Comparte
Comenta